Los vinilos, una tendencia al alza 1


¿Cómo dar un cambio en su casa de forma sencilla y barata? ¿Cómo podría dar un nuevo aspecto al salón sin tener que pintarlo por completo? La respuesta es el VINILO.

Desde el año pasado, el vinilo decorativo ha tomado un protagonismo increíble. Dan personalidad, puesto que hay mil y un dibujo, y permiten hacer una renovación de imagen sin  la necesidad de meterse en una obra.

No soy experto en esta materia, así que he tenido que leer varios blog de decoración y pasar un rato en Pinterest para poder daros algunas claves de este singular material.

vinilo infantil

En DecoEstilo reconocen que los vinilos «no han llegado a desalojar a los cuadros y las fotografías de nuestros hogares, pero sí compiten directamente con el papel pintado y con cualquier otro detalle que nos permita customizar nuestras paredes«.

Se utilizan generalmente en los cuartos infantiles, salones y cocinas, recuperando desde la tierna imagen de El Principito hasta una receta de un buen guiso junto a los fogones.

vinilos cocina ok

Siguiendo con la clara explicación de DecoEstilo, el material con el que se fabrican los vinilos decorativos es el vinilo flexible, un plástico hecho de cloruro de polivinilo (PVC). Sin embargo, «los detractores del PVC son más partidarios de otro tipo de materiales para la fabricación de este tipo de adhesivos para pared. Por ejemplo, hay vinilos infantiles hechos en tela y de quita y pon, como los que hemos visto en la tienda online Fun Choices«.

vinilo salón

Los vinilos decorativos disponen de tres capas, cada una de las cuales tiene diferente función:  hoja trasera (soporte), hoja  semitransparente para facilitar la aplicación (transportador) y la silueta de vinilo en sí misma. De hecho, Stickway explica que el vinilo es como «un sándwich con tres capas y el diseño viene a ser el jamón».

Dibujo de la web stickway.com

Dibujo de la web stickway.com

El soporte en el que vamos a colocar nuestro vinilo debe ser liso y duro, no rugoso, y estar bien limpio. Se pueden pegar sobre paredes, cristales, electrodomésticos, muebles e incluso sobre papel pintado.

Pueden venir lisos en un soporte de merchandising o entubado en forma de rollo. En cualquiera de los casos, la colocación suele ser sencilla siguiendo las instrucciones del fabricante, que a menudo incluye una especie de rasqueta para ir pegando el vinilo a la pared sin problemas. O también podemos utilizar un paño.

Aquí os dejo un vídeo de Decogarden sobre cómo colocar un vinilo. ¡A ponerse manos a la obra!


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Una idea sobre “Los vinilos, una tendencia al alza