Ambientar la vivienda y ahorrar. Trucos para la iluminación


Planificar correctamente los puntos de luz en su vivienda no sólo le ayudará a mejorar la habitabilidad de la misma, sino que también puede suponer un ahorro en la factura de la luz.

Vivienda en la zona Norte de Jerez. Referencia FK3382

Así lo asegura Reparalia, desde donde informan que contar con una buena distribución de los puntos luz en el hogar es imprescindible para conseguir un ambiente adecuado que minimice los efectos de la iluminación artificial en nuestro organismo, a la vez que necesario si queremos ahorrar y contribuir al consumo sostenible.

Según los datos de la OCU, en cada hogar español se utiliza una media de 22,8 bombillas. La mayoría, además, siguen siendo las tradicionales lámparas incandescentes, halógenas o fluorescentes, mientras que las LED representan todavía el 1% es decir, que hay 1 bombilla por cada 100 hogares.

1 punto de luz por cada 10 m2

El mínimo de puntos de luz que necesita cualquier habitación se mide siempre de la misma forma, según Reparalia. Si la habitación es inferior a 10 m2 se colocará un único punto de luz, y se aumentará un punto más por cada 10 m2. Sin embargo, en la elección también entra en juego la actividad que se vaya a realizar en cada estancia, pues un lugar de trabajo requiere una mayor disposición de luz que uno menos concurrido. Hay que evitar siempre que sea posible el exceso de puntos.

En cuanto al tipo de luz, los expertos recomiendan poner luz blanca en la cocina y el baño, y luz cálida en el resto de las estancias. Además, si hay paredes oscuras hay que repartir la luz con focos de luz blanca y halógenos, mientras que, si cuentan con paredes muy claras, se podría rebajar la intensidad lumínica en un único foco de luz cálida.

Dúplex en zona Centro de Jerez. Referencia FK3373.

Resaltar…

  • Cuadros. Aplique de pared sobre el cuadro con luz de bombilla LED.
  • Estanterías y librerías de colecciones o decorativas. Dirigir la luz hacia el fondo del estante a través de una luz puntual articulada. Los apliques de bronce, cobre o latón proporcionan una luz más cálida y los de aluminio o acero, más fría.
  • Escaleras. Apliques en las paredes o de lámparas suspendidas en cada uno de los descansillos con los que cuente la escalera. Se deberá elegir una luz indirecta y cálida.

Consejos de Micasa

Antes de hacer obras es fundamental planificar la distribución de los puntos de luz. Para ello, Micasa da los siguientes trucos sobre cómo iluminar salón, dormitorios, cocina y baño con las lámparas más apropiadas. 

  • Dormitorio. Conviene tener un punto de iluminación general -si es posible que no esté situado sobre la cama-, y otros más tenues en las mesillas y la cómoda.
  • La mesa del office debe estar bien iluminada, con bombillas de 100 W que tengan corona de plata para no deslumbrar a los comensales. Las de la zona de trabajo no deben superar los 60 W para evitar reflejos, y en los estantes basta con 20 W.
  • Baños. La general, ubicada en el techo, debe ser clara y potente. Además, es importante contar con una luz puntual en el espejo que elimine las sombras de la cara para maquillarse o afeitarse.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*